Fibra de manzana

Hablar de alimentación es hablar de una actividad de gran transcendencia para el ser humano. Y es que elegir lo que nos llevamos a la boca es tan importante como para no reparar qué comemos, en qué proporción y con qué frecuencia.

manzana-deshidratada-instantiaDentro del círculo alimenticio las frutas adquieren gran protagonismo, particularmente la manzana. Sus cualidades son diversas, podemos señalarla como un buen antioxidante, además de que posee considerable porcentaje de vitamina C, ácido cítrico y ácido málico. Y hay más, como si el rico sabor que ofrece no fuera ya un hecho extraordinario, hay en ella un toque extra, un plus que no es sino un punto positivo para el cuidado de la salud. Hablamos de la pectina (fibra natural localizada en la pared del alimento), ese gran atractivo de esta frutita que trae consigo muchos beneficios. Lamentablemente la industria de alimentos procesados ha desplazado considerablemente de nuestra dieta el consumo de fibras. Estas contribuyen al bienestar del organismo, a mantenerlo en sano funcionamiento. Tal es el caso de la fibra de manzana, cuyas propiedades nutricionales son de gran beneficio. Se trata de un producto soluble que puede combinarse con bebidas, batidos o licuados. Su sabor es por demás agradable al paladar y es altamente rico en pectina.

Una aliada para prevenir el colesterol y la diabetes

Los beneficios de esta fibra son notables. A continuación mencionamos algunos de ellos. Es gracias a la pectina (que se produce en forma de gel) que se encapsula las nocivas grasas del intestino que suelen integrarse a la sangre. Una vez atrapado, el colesterol es desechado a tal punto que nada se queda en el flujo sanguíneo. Se trata pues de una manera sencilla y deliciosa de prevenir accidentes vasculares.

Consumir fibra de manzana tiene otras cualidades y beneficios para nuestra salud admirables. Es la manzana una noble aliada para hacer frente a la diabetes en tanto estabiliza los niveles de glucosa, evitando de esta manera esos peligrosos desplantes no deseados, los golpes de azúcar.

Los cuidados del corazón

Nuestro organismo necesita, sin embargo, contar con la presencia del colesterol “bueno”. Pero ocurre que, según metabolismos y procesos naturales (digestivos, metabólicos, etc.) este tipo de grasa puede agotar su “bondad” y devenir en uno pernicioso. Esta transición tiene como causa la oxidación del colesterol, hecho que representa potenciales riesgos la salud de nuestras arterias. No obstante, un componente capaz de evitar dicha conversión nociva es la quercetina (colorante natural). Ella se halla en algunos alimentos, y está altamente presente en frutas como la manzana. De ahí que la fibra de esta cuente a su vez con un alto porcentaje de esta propiedad. De donde no resulte para nada extraño que cuando se trata de los cuidados del corazón, una manera de evitar y reducir riesgos de enfermedades cardiovasculares es la fibra de manzana. Pues ella impide la oxidación, dejando a salvo al colesterol bueno que tan necesario es para nuestro organismo.

Por otro lado, una dieta rica en fibra previene la formación de tumores cancerosos. La quercetina proveniente de la manzana ayuda a combatir la aparición de tumores. Como una buena opción se tiene un régimen rico en cereales y miel, que a modo de consumo diario representa una gran alternativa para tales fines.

El tránsito lento y la mejora de la digestión

Uno de los problemas de salud más frecuentes en la población es el tránsito lento ocasionado o agudizado por el estrés y el sedentarismo, pero sobre todo por una alimentación irregular. Existen alternativas efectivas para contrarrestar el estreñimiento. Se tratan ante todo de pequeños cambios en el estilo de vida. Y como ya hemos dicho líneas arriba, la alimentación es fundamental a la hora que nuestro cuerpo exige cobrar factura. Procurarse una dieta a base de fibras es ampliamente recomendado. En este tenor, el consumo diario de fibra de manzana resulta por demás positivo para mitigar y controlar los incómodos síntomas ocasionados por la constipación intestinal. O bien, en caso de padecer diarrea, los niveles de zinc, ácido málico y quercetina contenidos contribuyen a una mejora inmediata. Sin embargo, se recomienda procurarse cantidades justas, pues un exceso de consumo de esta fibra podría tener efectos no deseados. Consultar con el nutriólogo nunca está demás, pues a pesar de la nobleza y beneficios de esta fibra, cada organismo es único y nuestro cuerpo reacciona de maneras diversas, incluso ante estímulos iguales.

Ahora bien, no ha de creerse que el consumo de manzanas pueda sustituir los beneficios de la fibra. Aunque se trata de un componente de esta fruta, la pectina sólo es concentrada altamente en este producto soluble. Por caso, la dosis diaria recomendada para estabilizar niveles de glucosa es de 25 gramos, cantidad que fácilmente puede suministrarse diluyendo la fibra en nuestras bebidas. Muy al contrario, si comemos una manzana, ésta sólo facilita un aproximado de 2 gramos. De ahí que alcanzar total eficacia sea necesario procurarse, antes que la fruta misma, fibra de manzana. Así también, es importante moderar su consumo, tal como ocurre con cualquier alimento. El exceso trae consigo consecuencias pocas o nada gratas. Dada a su vez la naturaleza soluble del producto, es necesario asegurarse que éste se haya disuelto totalmente en nuestra bebida.

En Instantia, su tienda de confianza, usted puede adquirir el producto de la mejor calidad. Además, en nuestro catálogo encontrará una variedad de productos que sin duda beneficiarán a su salud y bienestar.

Publicaciones recientes