Ajo en polvo

El ajo en polvo es un alimento que contiene todos los beneficios del ajo entero, este se vende para ser utilizado como especie o como suplemento, cualquiera de sus usos es saludable para la salud además de que su consumo aporta beneficios a la salud tales como:

  • Reducción del colesterol: el ajo crea pequeñas reducciones en el colesterol total y las lipoproteínas de baja densidad, o colesterol “malo”.
  • Fortalece el sistema inmunológico: Se ha demostrado que el polvo de ajo fortalecen sorprendentemente el sistema inmunológico y ayuda a combatir el cáncer, algunos estudios indican que las personas que introducen ajo en su dieta tienen menos probabilidades de desarrollar ciertos tipos de cáncer, especialmente de colon y estómago. Para los pacientes que ya tienen cáncer el ajo puede ayudar a la función del sistema inmune con mayor eficacia y reducir los efectos secundarios de la quimioterapia.
  • Diluyente de la sangre: El polvo de ajo contiene un anticoagulante beneficioso por lo que ayuda a las personas que sufren de presión arterial alta y enfermedades del corazón.

ajo-en-polvo-instantiaEn Instantia nos encargamos de distribuir y producir no sólo verduras deshidratadas y frutas sino que también producimos materias primas en polvo como lo es el chile y el ajo, nuestro objetivo es que cualquiera de los productos que ofrecemos mantenga la calidad justa que nos ha hecho merecedores de su confianza.

Sabemos que el ajo en polvo además de ofrecer beneficios a la salud se puede utilizar en varias recetas que resultan deliciosas y nutritivas, la ventaja de que el ajo se encuentre en polvo hace que disminuya el olor y la consistencia que a muchas personas les resulta molesta.

Por ejemplo la sopa de ajo es una receta que resulta excelente para ver los beneficios que nuestro producto ofrece, en primera para aquellas personas que tienen gripa nuestro producto es la opción por primacía puesto que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y su recuperación es más rápida, como si esto no fuera suficiente el ajo en polvo evita la molestia del olor y consistencia que a muchos les incomoda, sus beneficios se mantienen debido a que trabajamos y aplicamos los mejores métodos para lograr un producto fino y que pueda ser utilizado como condimento.

Al ser una empresa que trabaja los 365 días al año procuramos que los productos estén bajo ciertos compromisos como la calidad, esto con el objetivo de ser su opción de preferencia.

Nuestros bajos costos han dado como resultado que operemos en distintas partes de la Ciudad de México. Contamos con nuestra página web que brinda la información al cliente y también ofrecemos contacto a todas aquellas personas que necesitan de frutas, verduras y especies.

Nuestros productos son sinónimo de garantía y nuestro compromiso es ofrecer materias primas que favorezcan y  su salud y el bienestar alimenticio.

Actualmente México es un país que sufre de obesidad y su taza de diabetes es de las primeras en el mundo por lo tanto productos como los que ofrece Instantia son sustitutos de todos aquellos alimentos altos en grasa, nuestras frutas deshidratadas para muchas personas mexicanas que están cambiando sus hábitos alimenticios son la mejor opción porque son consumidas como botana, así también nuestros condimentos los ofrecemos para generar ese cambio que es muy necesario porque como ya lo hemos mencionado uno de nuestros compromisos es ofrecer materias primas que favorezcan la salud de los mexicanos y su bienestar alimenticio.

La presentación que hacemos del ajo en polvo vienen empaquetados en corrugado con bolsa interior de 25 kilogramos y listos para ser usados por las industrias alimentarias. Ideales como saborizantes o sazonadores, el ajo es un alimento perfecto que debería ser implementado en la dieta cotidiana de cada persona.

A continuación Instantia te comparte una deliciosa receta de:

SOPA DE AJO

Ingredientes

2 cucharadas de ajo el polvo.

1 cabeza de ajo.

6 huevos enteros.

12 rebanadas de pan (preferentemente pan duro).

Sal, pimienta, aceite de oliva.

Jamón crudo o serrano picado o en finas tiritas.

 

Preparación

Comienza por preparar el caldo de carne. Deja hervir, verás que está listo  luego de unos tres a cinco minutos retira del fuego, para entibiar. Corta rebanadas de pan. Fríelas en aceite y, una vez fríos, córtalos en cubos o trozos. Pelar y picar la cabeza de ajo.

Mientras el caldo se entibia, sofríe los ajos en una sartén con el aceite de oliva. Cuando los ajos hayan tomado un suave color dorado, añade el jamón y sigue friendo por algunos minutos más. Retira del fuego para evitar que los ingredientes se quemen.

Agrega luego el pan duro frito, cortado y vuelve a colocarlo al fuego. Sofríe ajos y pan por unos dos a tres minutos, y agrega lentamente el caldo de carne. Este proceso tomará unos 20 minutos, pero bien vale la pena cuando pruebes el resultado y notes la diferencia ante las molestias de gripa. Pasado este tiempo, agrega sal y pimienta a tu gusto y las cucharadas de ajo (asegúrate de probar antes el plato, pues el jamón puede haber salado ya lo suficiente), y deja que se integren removiendo. Agrega los huevos de a uno, removiendo velozmente al integrarlos para evitar que se apelmacen. Deja cocinar unos tres a cinco minutos.

¡Buen provecho!

Y recuerda que en Instantia ofrecemos la mejor calidad en materias primas.

Publicaciones recientes